8 ago. 2011




Aquí estamos, son las 10:44 de la mañana y yo despierta, con la camisa preferida de mi padre la qual he usado para dormir, estoy sentada en el comedor con el mini portátil en la mesa, mi telefono, una taza de infusión, musica relajante y un incienso 'anti estres' para empezar bien el día. Hoy hace un día gris, pero no llueve. Me encantan estos días, en mi caso son perfectos para pensar y tomar desiciones importantes. Sin embargo ahora mi cabeza está un poco parada, pero es extraño, a la vez está ordenando las cosas y los pensamientos mientras mi cuerpo intenta relajarse. Miro a mi alrededor y lo único que veo es paz y serenidad. Oigo los pajaritos por el balcón, y algunas señoras que vienen a comprar a mi tienda de abajo. 
Hoy no tengo ni idea de lo que haré en todo el día, hasta que sean las 21:30 para ir a pasear y ver la puesta de sol en 'mi sitio secreto' mientras me fumo un cigarrillo que me ayudará a relajarme un poco más. Por ahora lo que haré sera irme al sofá y seguir con mi meditación de un triste Lunes por la mañana. 


3 comentarios:

  1. A mi también me encantan los días así! Te puedes creer que con 16 años de vida aún no he visto una puesta de sol? genial vaya...
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  2. me ha gustado este texto, es muy femenino, y ojala tuviera yo un sitio secreto para ir a ver la puesta de sol cn mi piti.. que envidia! (sana)
    jajaja unbsso!

    ResponderEliminar